Tres claves para vender conciertos

| 7 octubre, 2013

larisa_lavrova_banner

Con la bajada de las ventas discográficas, los conciertos parecen ser la actividad más rentable y es la hora de aprender a venderlos. En un mundo caótico como el de la música, es difícil desarrollar una actividad estable y crear una agenda de conciertos y espectáculos. Sin embargo, no es imposible. Sólo hay que enfrentarse a ello con claridad y orden, porque incluso lo caótico se puede aprender a manejar.

En este artículo te doy unas claves para que empieces a vender tus conciertos.

1. Crea un concierto

¿Cómo vender un concierto? Creándolo. El concierto es un producto. El escritor no vende sus habilidades para escribir, vende libros, el pintor tampoco vende sus dones, él vende cuadros, sin embargo, los músicos pretenden hacer exactamente eso: vender lo que saben hacer y eso no es suficiente. Para vender un concierto, hay que crearlo, llenarlo del contenido, darle forma y nombre, y hacer una presentación para que la gente sepa qué es lo que le ofreces.

El concierto no es sólo cantar o tocar. Hay mucha gente que lo hace. El concierto o espectáculo es la forma de narrar a través de la música y establecer un vínculo emocional con el público. De ese vínculo depende el éxito del concierto y el desarrollo de toda tu carrera. El concierto requiere actuación e interpretación, una historia en la que, como en una historia narrativa, existe crisis, clímax y resolución.

Si lo único que puedes ofrecerle es tocar o cantar, será muy difícil atraer al público porque la gente puede escuchar música sin salir de su casa, bajándola desde el ordenador. El público va a un concierto porque quiere ver el espectáculo y los empresarios se fijan en aquellos que tienen algo que ofrecer.

2. Posiciónate en el mercado como profesional

Es más fácil vender los conciertos si te posicionas como un profesional: tienes más credibilidad y mejor imagen.

¿Cómo puedes hacerlo?

Una de las maneras es crear tu página web. De este modo, obtienes tu propio espacio y te posicionas en el mercado como profesional y no como aficionado. No tiene que ser algo grandioso y complicado. Una página bien sencilla pero clara, que cumpla sus funciones y transmita al público quién eres y qué es lo que ofreces, puede ayudarte a obtener muchas oportunidades y beneficios: aumentar tu público, fidelizarlo, tenerlo informado sobre tus actividades a través de un newsletter, etc.

Con la página web dejas bien claro a qué genero de música te dedicas, las ventajas que obtienen locales por contratarte, tus habilidades y capacidades como artista, cuántas personas tienes que ya están listas para venir a tus conciertos… Si espabilas, desde tu página puedes vender tus discos (digitales, por supuesto) e, incluso, entradas para tus conciertos.

Estas son sólo algunas de las ventajas que obtienes creando tu propia página web.

3. Anuncia tus conciertos.

Empieza a anunciar tus conciertos con 2 – 3 meses de antelación, con 1 mes como mínimo a través de tu página web, Redes Sociales y los medios de comunicación poniendo una de tus canciones y el enlace directo a tu página web. Aprovecha cualquier oportunidad de anunciar tu concierto y sé constante.

No importa si promocionas tu concierto a través de un pequeño blog con diez lectores o en una página web con diez mil. Cualquier persona puede ser una fuente de información. Nunca sabes dónde puedes encontrar las oportunidades. De hecho, los blogs pequeños estarán más interesados en entrevistarte y anunciar tu concierto que una página con miles de visitantes y a través de ellos puedes encontrar el contacto con las páginas web más grandes.

Aquí tienes infinitas posibilidades: existen periódicos, revistas, páginas web especializadas en rock, pop, clásica, jazz, radios, agencias de noticias, blogs. Existen medios públicos y privados.

Aplica estas tres claves para atraer el público y vender tus conciertos. Muchas veces no avanzamos porque no nos apetece profundizar en lo que hacemos o nos asusta nuevas formas de hacerlo, porque estamos acostumbrados a CREER que es difícil encontrar la salida, que la música no es una profesión que pueda generar ingresos estables, que hay mucha competencia y es imposible darse a conocer porque el mercado está saturado, etc, etc, etc.

Es más fácil seguir quejándose que buscar soluciones sacando la creatividad e inspiración no sólo para componer la música sino también para conquistar el público. Como ha dicho una amiga mía de FB, Adriana Drouet: “¡¡¡Cuando se hace con mucha inspiración siempre se recogerá en abundancia, y más aún tú que estas dedicada a la música!!!”

 

Etiqueta: ,

Categoría: Especiales, Portada Actualidad

Los comentarios están cerrados

banner ad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies info

ACEPTAR
Aviso de cookies